Leptospirosis Equina

Revisión y descripción general de los riesgos y pérdidas económicas asociados con Uveítis Recurrente UR y abortos por Leptospirosis

Por: Jaqueline Boggs, Médico Veterinario,  MS y Diplomado por el Colegio de Medicina Interna y Miembro del servicio técnico de Zoetis

 John M. Donecker, Médico Veterinario, MS director asociado para estudio de efectividad de las intervenciones sanitarias de Zoetis

Traducción y redacción: MVZ José de la Paz Casillas

Puntos fuertes

• La Leptospirosis equina es una enfermedad bacteriana capaz de causar serios y costosos problemas de salud

• Leptospira puede infectar equinos a través de heridas abiertas, membrana mucosa y de ahí infectar los riñones y luego difundirse por medio de la orina

• Abortos y Uveítis Recurrente Equina URE, que puede llevar a la ceguera, son dos de las manifestaciones clínicas de una infección por leptospira

• De más de 250 serotipos de Leptospira identificados, la Leptospira interrogans pomona es la más asociada con infecciones en equinos en Estados Unidos de Norteamérica

  En la vida silvestre, el zorrillo lomo blanco, mapaches, venado cola blanca y zarigüeyas (tlacuache) son hospedadores naturales de Leptospira pomona

• Diagnosticar la Leptospira pomona puede ser desafiante y pudiera ser la punta del iceberg

• En México también existe el problema

Relevancia

Leptospira en equinos está difundida en todo el mundo. Ya que los signos clínicos no son específicos, la enfermedad puede estar presente antes de ser diagnosticada.

En 2012, investigadores de la Universidad de Kentucky revelaron una prevalencia de 45%  en muestras de sangre obtenidas para diagnóstico en 22 estados y una provincia de Canadá.

En 2014, estudios similares llevados a cabo por Zoetis, revelaron que 75% de 5,261 muestras de equinos fueron positivas a por lo menos un tipo de Leptospira.

A diferencia de otros animales domésticos, en equinos raramente se diagnostica. Por consecuencia, muchos equinos no parecen enfermos ya que los signos clínicos no son muy evidentes y se recupera rápido sin ningún tratamiento.

Después de que la bacteria penetra a través de la mucosa o heridas abiertas, ésta migra por vía sanguínea y se replica en el hígado, y finalmente es secuestrada por los riñones, ojos y tracto reproductivo.

Cuando queda en riñones afecta más a potros añales; de mayor importancia es la infección uterina, un 13% de yeguas abortan al estar en lugares con prevalencia y el aborto ocurre sin presentar signos clínicos.

Los equinos que han sido afectados y se recuperan, se convierten en portadores y difusores del problema por medio de la orina.

Etiología

Los equinos se infectan por diferentes formas: en el agua que beben, aguas residuales contaminadas, animales silvestres o domésticos, en alimentos y suelos, cama del pesebre, fetos, descargas vaginales; de más de 250 serotipos de leptospira reconocidos, al menos 12 son patógenos y 4 no lo son.

La leptospira diseminada por animales infectados puede sobrevivir en el medio ambiente por periodos de entre 2 y 7 semanas, dependiendo de las condiciones de temperatura, humedad, Ph y la presencia de agentes inhibidores. El serotipo pomona ha mostrado tener más patogenisidad y resistencia hasta por 74 días cuando ha estado en suelos con Ph de entre 6.7 a 7.2 y un porcentaje de humedad entre 15.2 y 31.4.

Patogénesis

Una vez infectado el equino, el periodo de replicación de la bacteria es de una semana, dependiendo de lo virulento de la cepa y la respuesta inmune del hospedador. Los anticuerpos se pueden detectar entre 7 y 8 días después de la exposición y pueden permanecer hasta por 7 años.

Los signos post infección pueden ser: fiebre, depresión, falta de apetito y dolor generalizado, y puede presentarse “falla renal aguda”.

Uveítis Recurrente  Equina (URE)

También conocida como Ceguera nocturna u Oftalmia periódica, en el 70% de este problema la leptospira es el agente causal mayormente identificado; es la conclusión de estudios llevados a cabo por veterinarios en Alemania y Estados Unidos de Norteamérica.

Aborto en yeguas por leptospira

La infección fetal por leptospira spp, es por localizarse este organismo en el útero de las yeguas gestantes y la mayoría de los abortos son en el último tercio de la gestación. En raras ocasiones los productos que nacen sobreviven, están emaciados (flacos) e ictéricos (amarillentos) y, por lo general, mueren.

Los fetos abortados por leptospira muestran lo siguiente: edema y áreas de necrosis son evidentes en el corion, y al microscopio se observa necrosis y calcificación de la placenta. Las yeguas contaminadas contribuyen a diseminar la infección por medio de la orina a otros animales, así como también existen riesgo de infección en humanos.

Diagnóstico

Pruebas de aglutinación al microscopio para equinos, como se hace en otras especies domésticas: bovinos, cerdos y caninos.

Tratamiento y prevención

Ya que los tratamientos han sido extrapolados de otras especies, hay poca información específica disponible para equinos.

El tratamiento actual para Uveítis Recurrente Equina (URE) es la administración de anti inflamatorios y midriáticos para disminuir el dolor y la inflamación, así como minimizar cambios crónicos degenerativos y enfermedades de la visión; hay otras terapias más invasivas (inyecciones intraoculares), pero requieren habilidad y equipo especial.

Actualmente no se encuentran vacunas en el mercado para aplicación en equinos, la prevención será buen manejo de la higiene y vacunar a otros animales de la granja: cerdos, ganado, perros y evitar el contacto con animales silvestres, especialmente zorrillos. Evitar contacto con animales infectados.

1 y 1A.-La mayoría de los abortos suceden en el último tercio de la gestación

Los equinos se infectan por diferentes formas: en el agua que beben, aguas residuales contaminadas, animales silvestres o domésticos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: Content is protected !!