¿Criptórquido, “boca de perico”…?

Y ya que estamos en el tema de las subastas, es frecuente escuchar a los anunciadores cuando los potrillos suben al ring, que tal o cual potrillo tiene algún defecto o anormalidad, siendo los más comúnes que es criptórquido, que tiene “boca de perico” o con nube en un ojo, etc.

Desde luego, estos detalles ponen a pensar a los posibles compradores y en muchas ocasiones el potrillo o potranca se va en menor precio a lo esperado por el consignatario.

Sin embargo, platicando con médicos veterinarios concluímos que detalles como los mencionados no deben preocupar a los compradores, pues no afectan el desempeño deportivo del futuro corredor. Aquí, brevemente, explicamos en qué consiste cada una de las tres anormalidades mencionadas.

Caballo Criptórquido

El caballo criptórquido es aquél que tiene uno o los dos testículos escondidos (criptos es escondido) y (orquis es testículo). Escondido es que no está alojado en la bolsa escrotal porque está subcutáneo, porque está en el trayecto inguinal, es decir, en la vía de salida fisiológica desde el abdomen al escroto, o porque de hecho está dentro de la cavidad abdominal. En función de ubicación se llama criptórquido subcutáneo, inguinal o abdominal.

El caballo criptórquido se comporta como un caballo entero más, como un semental más, es decir que pueden resultar de buen o mal carácter, dependiendo si se le educa bien o mal, y puede ser fértil como semental con el testículo alojado en la bolsa escrotal, aunque si se utilizan como semental hay una alta predisposición a la transmisión de este tipo de problemas, por lo que la recomendación de los expertos es castrarlos.

“Boca de perico”

La braquipnatia y el prognatismo son de las más comunes anormalidades congénitas. La primera se da cuando el maxilar o parte superior de la boca es más largo que la mandibula o parte inferior. Se le denomina también como “pico de loro” o “boca de perico”. Por el contrario, en el prognatismo la mandíbula es más larga que el maxilar. En ambos casos no les afecta.

Nube

Las causas más comunes de las nubes en ojo que presentan algunos caballos son las úlceras de la córnea y la inflamación de la uvea o uveítis. Las úlceras (herida) en la córnea, pueden producir esta opacidad (nube). La causa de las úlceras puede ser traumática, infecciosa, o ambas. Estas úlceras, si no son tratadas a tiempo, pueden provocar la pérdida del ojo o el desarrollo de una uveítis.

La otra causa de estas nubes es la uveítis. En las de bajo grado es posible que se presenten sólo estas nubes, pero cuando el proceso está mas activo, hay dolor que se manifiesta como lagrimeo, los párpados los mantiene cerrados y se puede ver el ojo muy irritado, con pus, entre otros signos de inflamación.

El tratamiento dependerá de cual sea el problema, pero básicamente es la utilización de antinflamatorios y antibióticos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*