Soñó con la Triple Corona

Estos meses son tiempos de Triples Coronas por todas partes, pero la mera mera es la de la hípica norteamericana, donde al momento de escribir estas líneas ya se había corrido el Derby de Kentucky (6 de mayo) con triunfo contundente de Always Dreaming.

Ante un hipódromo Churchill Downs repleto con 150 mil aficionados, Always Dreaming, hijo de Bodemeister en Above Perfection por In Excess, se mantuvo cerca del puntero State Of Honor y en la recta trasera su jinete el puertorriqueño John Velazquez decidió mandarlo al ataque.

Desde el poste de los 800 metros el pupilo de Todd Pletcher tomó la punta y ya no la soltó, ampliando su ventaja con cada tranco hasta hacerla de dos cuerpos y 3/4 en la meta sobre Lookin At Lee, seguido de Battle Of Midway en tercero y Classic Empire en cuarto.

Después siguieron: Practical Joke, Tapwrit, Gunnevera, Mc Craken, Gormley, que fue montado por Víctor Espinoza, Irish War Cry, Hence, Untrapped, Girvin, Patch, J Boys Echo, Sonneteer, Fast And Accurate, Irap, montado por Mario Gutiérrez, State Of Honor y Thunder Snow, que no quiso saber nada de la pista lodosa y fue detenido desde el principio.

El ganador, vendido en $350 mil dólares en la subasta de Keeneland en 2015, terminó la milla y cuarto en 2:03.59 minutos sobre una pista alterada debido a la lluvia que cayó en Louisville durante la mayor parte de jueves y viernes, se detuvo la mañana del sábado y regresó un poco por la tarde, antes del Derby.

El lote de 20 participantes y la pista alterada, motivaron a los apostadores a invertir más de lo debido para “cubrirse”, lo que provocó un nuevo récord de apuesta que por primera vez en todo Estados Unidos llegó a $207.5 millones de dólares en un solo día. Tan sólo en el Derby se apostaron $137.8 millones de billetes verdes, también estableciendo nueva marca.

El Preakness Stakes se corrió el 20 de mayo en Baltimore y el 10 de junio se cierra la triple con el Belmont Stakes, en Nueva York. Always Dreaming perdió en el Preakness y se acabó su sueño.

Foto 1-editada rgb

Ante más de 150 mil almas, Always Dreaming, en la foto moviéndose en

segundo pegado a los palos, capturó el Derby de Kentucky (Coady Photography)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: Content is protected !!