Herrado del caballo Pura Raza Español

Por: MVZ CJF Enrique Obregón Ayón – Herrajes Profesionales y Ortopedia

Potrillo PRE recién nacido

Potrillo PRE recién nacido

Cuidado de sus cascos y aplomos

La primera inspección al potrillo se realiza durante los primeros días de nacido, se evalúan sus aplomos y se revisa que no existan desviaciones angulares importantes en sus miembros, tanto anteriores como posteriores. Además, debemos revisar su estado en general, su actitud y que se esté alimentando correctamente.

El medio ambiente donde vive presenta factores a tomar en cuenta durante su futuro, y son determinantes para establecer el manejo y cuidado de los cascos y aplomos, como son el terreno, época del año, humedad, higiene de camas y alimentación.

En esos momentos el potrillo se encuentran con la mamá, lo cual nos permite ver los aplomos de la yegua. Habrá que fijarse bien en ella porque las desviaciones angulares son altamente heredables. Por esto es importante tomar en cuenta la conformación al seleccionar las yeguas y sementales antes de cruzarlos.

Potrillo con su madre

Potrillo con su madre

Si detectamos algo mal en los potrillos, debemos comenzar con los cuidados del casco mediante los recortes a edad temprana, lo que nos permite lograr la corrección y mantenimiento. Una vez osificados o madurados los huesos, la corrección no será posible.

En los potrillos, la falta de los recortes, o que no se hagan correctamente, es causa importante para que los miembros  adquieran desviaciones angulares. En caso de presentar alguna desviación, se debe comenzar su corrección inmediatamente y el plan de trabajo será dependiendo de la severidad.

Recorte a partir de los 5 meses de edad

 

En caso de no presentarse defectos en el aplomo, el recorte comienza alrededor de los cinco meses de edad. A partir de este momento el recorte se hará periódicamente con un intervalo de cinco a seis semanas.

Es importante anotar que durante el desarrollo y crecimiento del potro debemos observar constantemente los aplomos. De esta manera se tendrán caballos bien aplomados y sanos al llegar a la madurez.

La edad para herrar un caballo por primera vez varía según la raza y la función a la que vaya a ser destinado. Los caballos Pura Raza Española son herrados por primera vez después de los dos años de edad. Para este momento ya han sido recortados en varias ocasiones, por lo cual ya debe saber “dar las patas” y tener la confianza para permitir ponerle las herraduras.

El caballo Pura Raza Española es versátil; es utilizado en diferentes actividades ecuestres como son la Doma Clásica, Adiestramiento, Rejoneo, Paseo, además de las pruebas de conformación en donde los aplomos correctos son juzgados de manera estricta.

En la actualidad se han seleccionado caballos de más alzada, es decir mayor tamaño, lo que se refleja también en el tamaño de sus cascos. El caballo PRE presenta cascos fuertes, de murallas resistentes y los números de herraduras que utilizan normalmente son 1 y 2.

No es raro hoy día encontrar caballos con cascos más grandes cuyo número de herradura sería del 3 ó 4, y esto es deseable.

El herrado debe hacerse en caliente

El herrado debe hacerse en caliente

Herrado fuerte y sólido

Casco herrado vista solar

Casco herrado vista solar

 

Los pasos para herrar un caballo Pura Raza Español son: retirar el herraje gastado, hacer la limpieza y recorte correcto, seleccionar la herradura adecuada, modificar y ajustar la herradura, aplicar el herraje en caliente, clavar la herradura, remachado y terminado.

El trabajo de herrado debe ser fuerte y sólido, es decir brindar protección y cuidar que no se caigan las herraduras. La herradura debe ser del tamaño adecuado y colocada correctamente para permitir la expansión del casco y su correcto funcionamiento.

Herradura amplia con pestaña central

Herradura amplia con pestaña central

La herradura que se aplica es de fierro, ancho de tablas y grueso para resistir el desgaste. Es lo que se conoce como un herrado de trabajo.

La modificación que se hace a la herradura es únicamente la de hacer pestañas con el objetivo de dar mejor sujeción al casco.

El manejar y aplicar la herradura en caliente tiene muchas ventajas, como son lograr un contacto perfecto casco-herradura y eliminar las infecciones, entre otras, lo que mejorará la calidad de los cascos.

Vista lateral

Vista lateral

Se aplica la herradura  normalmente con clavos para herrar del número 5, con cabeza regular, tamaño y grosor ideal para sujetar la herradura y no dañar la integridad del casco.

La frecuencia entre herrajes debe ser entre 4 y 6 semanas, pero puede variar según sea el trabajo y compromisos que el caballo tenga, como puede ser una competencia o concurso.

El característico caballo Pura Raza Español

El característico caballo Pura Raza Español

 

mvz-vet

error: Content is protected !!