Capitán Manuel Mendívil Yucupicio

Banner-Equitacion

Por: Ray VARGAS | Imágenes: Foto álbum Familia Mendívil

Un jinete de pocas palabras y grandes resultados

Nuestro medallista olímpico y Panamericano Manuel Mendívil ya en la cúspide de su carrera deportiva

Nuestro medallista olímpico y Panamericano Manuel Mendívil ya en la cúspide de su carrera deportiva

Jinete mexicano olímpico y panamericano de gran talento, nació en Huatabampo, Sonora, en 1938. Sus padres fueron Tomás Mendívil y María de Jesús Yucupicio, y desde niño tiene contacto con los caballos.

Ingresa al Colegio Militar a los 17 años  de edad y su vocación por el área de caballería lo lleva a enfrentar desde su inicio grandes retos, que a lo largo de su carrera deportiva resuelve con éxito y lo llevan a ganar para nuestro país el bronce por equipos en la prueba de Tres Días de los Juegos Olímpicos de Moscú 1980.

Medallista en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá, compartiendo el podio con grandes figuras de esa época como el reconocido jinete brasileño Nelson Pessoa y el canadiense Jimmy Day.

Retirado de la milicia, Mendívil se traslada a Europa en busca de mayor crecimiento como jinete y regresa a nuestro país para dar clases como entrenador de importantes jinetes y caballos, colocándolos por el sendero del éxito.

Su legado como gran deportista lo heredan sus hijos, especialmente lo vemos en pistas con Ulises y Escipión Mendívil, este último peleando los podios dentro de los circuitos metropolitanos y nacionales del calendario oficial de concurso de la Federación Ecuestre Mexicana.

En los Panamericanos de Winnipeg, Canadá, 1967, Manuel Mendívil Yucupicio compartiendo el podio con Jimmy Day (CAN) y Nelson Pessoa (BRA)

En los Panamericanos de Winnipeg, Canadá, 1967, Manuel Mendívil Yucupicio compartiendo el podio con Jimmy Day (CAN) y Nelson Pessoa (BRA)

Precisamente Escipión Mendívil es quien amablemente nos narra más a detalle la trayectoria de su padre, que se sumó a los grandes jinetes mexicanos que dejaron importante legado a su paso por el deporte ecuestre, dando continuidad a la escuela marilista gracias a su mentor, el mayor Víctor Manuel Saucedo Carrillo.

Saucedo Carrillo, integrante también del glorioso equipo olímpico mexicano, medallista de oro de Londres 1948, fue quien descubrió el talento de Manuel Mendívil Yucupico dentro del antiguo Heroico Colegio Militar, ubicado en Popotla, en la Ciudad de México.

Escipión Mendívil agradeció a la Revista A Caballo por la oportunidad de platicar sobre la trayectoria de su padre, capitán del Ejército Mexicano.

“Él nace en Huatabampo, Sonora, y desde muy temprana edad se relaciona con los caballos. Al ingresar al Colegio Militar toma el área de caballería y muy pronto se dan cuenta que es un jinete con potencial enorme, tan es así que desde el grado de subteniente empieza a formar parte del equipo mexicano.

Al inicio de su carrera militar y como deportista ecuestre Manuel Mendívil en el antiguo HCM de Popotla

Al inicio de su carrera militar y como deportista ecuestre Manuel Mendívil en el antiguo HCM de Popotla

“Su primera salida internacional fue a Brasil en 1963 con la yegua Xihuitl, con la que un año después, en 1964, asiste a los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón, con lo que inicia una carrera de bastantes triunfos.

“Continúa en 1967 en los Panamericanos de Winnipeg, Canadá, con el caballo Veracruz propiedad del señor Francisco Pasquel, abuelo de los actuales jinetes Patricio y Francisco Pasquel. Con ese caballo queda en tercero (bronce) individual, para posteriormente hacer fructífera gira por Europa junto con Saucedo Carrillo.

“En México 1968 quedó como reserva dentro del equipo olímpico de ese año. Posteriormente compite en los Panamericanos de Cali, Colombia, en 1971, donde obtiene la medalla de oro en la prueba de Tres Días.

“De ahí pasa a los Panamericanos de México 1975, donde el equipo nacional obtiene la medalla de bronce.

“Eso lo conduce a otro importante número de competencias internacionales, que lo colocan dentro del equipo mexicano de los Tres Días de los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, donde obtienen otra medalla de bronce.

Manuel Mendívil Yucupicio junto con sus padres Tomás Mendívil y Ma. De Jesús Yucupício. Con ellos una de sus hermanas (mamá de la medallista olímpica Soraya Jiménez)

Manuel Mendívil Yucupicio junto con sus padres Tomás Mendívil y Ma. De Jesús Yucupício. Con ellos una de sus hermanas (mamá de la medallista olímpica Soraya Jiménez)

“Más tarde y al retirarse de la milicia, realiza gira compitiendo por Europa y regresa a nuestro país para dedicarse a entrenar jinetes y caballos. En su larga trayectoria entrenó a jinetes y amazonas que también representaron a México en importantes justas internacionales.

“Cabe destacar que entrenó con Fernando Senderos, medallista de oro de los Panamericanos de México 1975, entre otros que tuvieron la oportunidad de convivir y entrenar con él, dejándoles una gran experiencia y conocimiento de lo que es el arte ecuestre, basándose más que nada en la psicología de los caballos.

“Él podía entender muy bien qué necesitaba un caballo para poder modificar su conducta, o fortalecer esa conducta que le diera resultados positivos en la competencia.

¿Qué consideras que le dio la sensibilidad para entender de esa forma a los caballos?

“Bueno debió ser su forma de ser tan sencilla, tan abierta, tan serena, tan inteligente, que se ponía a estudiar a detalle, tanto a los jinetes como a los caballos, y de ahí encontrar cuáles eran las fórmulas más adecuadas para cada binomio.

“Las personas que convivimos más con él nos dábamos cuenta cómo les hablaba a los caballos y ellos parecían entenderle, parecían ponerle atención a sus movimientos, a sus palabras y los resultados fueron extraordinarios.

“Era una persona que veía a los caballos e inmediatamente podía decirte si tenía alguna dolencia, por mínima que fuera.

Escipión Mendivil premiado por su padre Manuel Mendívil tras su primera competencia a los 17 años de edad

Escipión Mendivil premiado por su padre Manuel Mendívil tras su primera competencia a los 17 años de edad

¿Consideras que esa sensibilidad y entendimiento con los caballos atrajo la atención de su mentor, el Mayor Saucedo Carrillo?

“¡El jefe Carrillo! Es un capítulo muy importante, fue una persona finísima, súper conocedor de los caballos, jinete extraordinario, muy talentoso, que efectivamente lo entrenó durante seis meses cuando recién salió del Colegio Militar.

“Mi padre mantuvo una gran amistad con el jefe Carrillo, siempre se acercaba a él para pedirle consejo, no sólo de los caballos, también sobre cosas de la vida misma.

¿Qué experiencias recuerdas haber vivido junto a tu padre cuando eras niño?

“Al estar con él, al decirle yo quiero montar ese caballo, pero si él lo consideraba peligroso en ocasiones lo permitía y muchas veces salía yo bien, pero también tuve consecuencias con caídas y me da gusto que me haya permitido tomar esos riesgos, que me permitiera vivirlos, experimentar, crecer como persona y como jinete. Me enseñó mucho a tomar riesgos y me indicó siempre su magnitud.

“Cuando eran riesgos mayores ahí sí no me permitía, porque es un deporte muy especial y el objetivo principal es siempre la seguridad del jinete, la seguridad del caballo, que eso siempre se ha buscado, pero hay riesgos.

“Si uno entrena para llegar a niveles internacionales, los riesgos son mayores, la competencia es muy exigente y lograr estar en la cúspide cuesta mucho trabajo, disciplina, riesgo, esas son de las cosas que más me dejó como legado”.

Escipión Mendivil representando a México en competencias de Tres Días por la Unión Americana

Escipión Mendivil representando a México en competencias de Tres Días por la Unión Americana

error: Content is protected !!