Rehabilitación y terapias para las lesiones más comunes en los caballos

Durante la Convención de la Asociación Americana de Practicantes en Equinos (AAEP por sus siglas en inglés), celebrada en Orlando, Florida, quienes asistimos tuvimos la oportunidad de profundizar en diversos e interesantes temas expuestos por especialistas mundiales en la materia.

Uno de ellos fue sobre rehabilitación de las claudicaciones, con temas como el de terapias de tejidos blandos, disertado por el Dr. Andris J. Kaneps,  quien inició con la terapia desinflamatoria inicial, con hielo en problemas agudos de tendinitis, laminitis y cómo en los primeros 15 minutos de una sesión de 30 minutos se alcanzan temperaturas de 10°C de vasoconstricción y vasodilatación que alivian el edema.

En el manejo de un protocolo de rehabilitación, dijo el doctor Kaneps, es importante el ejercicio con el fin de promover la nueva síntesis de colágeno en una lesión y consiste en el siguiente protocolo:

Foto 1-20170108_134040

Las primeras 4 semanas, 10 minutos de mano, 2 veces al día; de la 5ª a la 8ª semana, 15 minutos de mano, 3 veces al día; de la 9ª a la 12ª semana, incrementar 5 minutos por semana hasta 25 minutos al día, y caminar a mano 30 minutos después; de la 17ª – 20ª semanas, montar por 30 minutos, adicionar 5 minutos de trote y de la 21ª semana su total recuperación: montar 30 minutos, trotar 15 minutos por sesión.

La terapia regenerativa tiene el objetivo de reparar y restaurar el tejido dañado, y en este grupo entran terapias de células madre derivadas de la médula ósea, plasma rico en plaquetas, células regenerativas derivadas de la grasa y suero autólogo.

Foto 2-vaso sanguineo

La inyección en cualquiera de estas terapias es del tipo intralesional, por ejemplo en el caso del plasma rico en plaquetas inyectado en un tendón dañado le da fortaleza y mejora su elasticidad por la actividad metabólica producida y organización de colágeno.

La inyección de células madre intralesional promueve la salud de un tendón o ligamento dañado  por la estimulación de la irrigación, liberación de citocinas curativas, la inhibición de linfocitos T, B o Killer y reclutamiento de células madre en esa región anatómica.Foto 3-Condiciones ortopedicas de los caballos

Otras terapias mencionadas fueron la terapia de láser, que ha mejorado bastante en relación con los primeros láser que salieron al mercado hace 20 años, estimulando la actividad de reparación celular, así como el sistema circulatorio y linfático.Foto 4-Sin terapia y Con terapia Sin terapia y con terapia

Otra es la terapia con el shockwave, que cuenta con equipos cada vez más versátiles y prácticos, y el ultrasonido terapéutico.

Uno de los principales problemas en campo con todas estas terapias y su rehabilitación es la falta de una educación y entrenamiento formal. En muchas de las ocasiones se especula que los resultados son pobres o contraproducentes, sin embargo está bien demostrado que con un entrenamiento completo y serio, los resultados son muy satisfactorios.

Cabe señalar que en la Clínica Ambulatoria muchas veces nos vemos limitados para transportar equipo costoso para dar rehabilitación a los caballos y por la inseguridad que vivimos en nuestros días, así que muchos caballos se beneficiarían si existieran áreas de rehabilitación en los mismos Centros de Equitación, iniciando con el equipo mínimo.

Masoterapia y Mesoterapia

Terapias tan básicas como las manuales sobre articulaciones y tejidos blandos resultan tan satisfactorias en una rehabilitación, que las hemos olvidado. Creemos que todo lo cura una inyección o una sustancia frotada sin masaje, estamos mal. Si hablamos de terapias manuales, la “Masoterapia” ayuda a la restauración del movimiento articular, reduciendo las adherencias, estimulando la circulación regional, promueve la lubricación y la nutrición articular.

Hay que recordar que existe también la “mesoterapia”, no se confunda, aunque son términos utilizados en medicina humana y veterinaria, tienen algunas diferencias. La masoterapia (del francés massothérapie, que significa mediante masajes) es la técnica que utiliza masajes para tratar, prevenir y diagnosticar ciertas condiciones. Funciona estimulando la oxigenación de los órganos y músculos mediante una mejora en la circulación sanguínea y linfática. Así, el cuerpo elimina las toxinas, se relaja y llega a un mejor funcionamiento orgánico.

Foto 5-Masoterapia caricatora equina

La masoterapia es la indicada para eliminar las acumulaciones de ácido láctico luego de ejercicios. Recuerde a su caballo cuando lo baña, lo está “maso-terapeando” y piense que esta terapia le permite también mejorar la circulación en casos de deficiencias cardíacas o condiciones como la celulitis.

Foto 6-masoterapia caballos

Alivia las molestias y propicia más rápida recuperación luego de cirugías, incluyendo las estéticas. En esta terapia empleamos las manos y mucho gel de masaje, o bien alguna pomada a base de glicerina de su confianza.

Ahora bien, la mesoterapia (significa terapia con el mesodermo embrionario, que es una parte del embrión que cuando nace se encarga de hacer la función protectora que después realizará la piel). Se apoya mucho en la homeopatía, se utiliza mucho en medicina humana contra la celulitis y depósitos de grasa que se acumulan en zonas especificas del cuerpo.

Gracias a las bondades de productos homeopáticos y naturales, se pueden ingerir en forma de infusiones, o bien, inyectados debajo de la piel (en la primera capa de la dermis). Nada es magia, piense que tiene que haber por lo menos 10 sesiones para que note un cambio. Recuerde que al actuar directamente sobre el tejido adiposo liberan el exceso de grasa y toxinas.

La frecuencia en las terapias y la constancia con que éstas se lleven a cabo son cruciales para que los tratamientos funcionen.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: Content is protected !!