Manejo de los cascos de los potrillos

Por: MVZ CJF Enrique Obregón Ayón

En esta temporada en la que los potrillos nacidos en los primeros meses del año están en pleno crecimiento, el trabajar con ellos como herrador profesional es, sin duda, un área muy interesante.

Es muy importante el cuidado de los aplomos de los miembros en potrillos, porque de ello dependerá en gran medida su futuro.

En esta etapa del desarrollo, la ortopedia juega un papel importante. La ortopedia significa el “arte de corregir las desviaciones del cuerpo”, por lo que no podría describir mejor la labor que hace el herrador al recortar o herrar los cascos de un caballo o potrillo.

El trabajar en ranchos o criaderos nos da la oportunidad de ver a los potrillos en los primeros días de vida. En esta primera inspección, el herrador revisa los miembros y se detectan o descartan desviaciones angulares de los mismos.

Así mismo, se observa la actitud general del potrillo, su medio ambiente y su alimentación.

Antes de que el potrillo sea destetado, se puede conocer a la madre y de manera general se observa la conformación de la yegua con la finalidad de observar si tiene anormalidades en los miembros.

Foto-1-20170712_133726Del cuidado de sus cascos dependerá en buena medida su futuro

Desde los 5 meses

La edad a la que se comienza el recorte de los potrillos es a los 5 meses, siempre y cuando no existan desviaciones angulares importantes. A partir de este momento los recortes se hacen cada 5 semanas.

Es también parte importante en su doma y manejo. El potro debe saber cooperar y dar las patas al herrador para ser recortado.

Posteriormente se aplicará el herraje cuando inicien su función. Según la disciplina a la que se dediquen, varía la edad de realizar el primer herraje.

Foto-2-20170820_143651En la primera inspección, el herrador revisa los miembros y detecta o descarta desviaciones angulares de los mismos

Desviaciones angulares de los miembros

En caso de una desviación angular de los miembros, se inicia la corrección lo antes posible.

Las desviaciones pueden ser de moderadas a severas, dependiendo este grado será el método de corrección utilizado.

Las desviaciones angulares más comunes que se presentan en los miembros anteriores son:

Potrillos izquierdos: cuando los miembros y cascos apuntan hacia fuera.

Estevados: cuando los miembros y cascos apuntan hacia dentro.

Casco topino:  cuando el ángulo del casco es muy elevado.

Existen factores importantes a tomar en cuenta para abordar un tratamiento de corrección adecuado.

• La edad.  En el dígito del caballo se encuentran diferentes estructuras, entre ellas los huesos.

• La Falange distal, Falange media y Falange proximal. Estos huesos en los potrillos están en etapa de crecimiento y maduración. Este cierre de las placas epifisiarias de los huesos se le conoce como osificación.

Antes de que se cierren u osifiquen estas placas, la corrección es posible.

Un potro a los 24 meses, es decir dos años de edad, ya está completamente osificado, por lo que la corrección ya no es posible.

Otro factor importante es el tamaño tan pequeño del casco de los potrillos. Esto hace que la aplicación de una herradura ortopédica con clavos no sea posible o muy difícil de realizar.

En el caso de un potro con un casco topino o ambos cascos, también hay que poner atención a la alimentación.

En la mayoría de los casos, el recorte adecuado en etapa temprana y la constancia son suficientes para mantener el aplomo correcto de los potrillos y potros.

El casco es muy pequeño y la suela es muy delgada. Por esta razón se sugiere usar únicamente una escofina para rebajar la muralla y encontrar el aplomo correcto del miembro.

No adelgazar la suela con la cuchilla.

Foto-3-20170820_151526En la mayoría de los casos, el recorte adecuado en etapa temprana y la constancia son suficientes para mantener el aplomo correcto de los potrillos y potros

Desviaciones angulares severas

En desviaciones angulares más severas, además del recorte adecuado, es necesario corregir el aplomo. Se puede lograr de diferentes formas. Es posible aplicar una herradura al casco del potrillo con clavos, estos deben ser muy pequeños y delgados.

Existen resinas adhesivas especiales para pegar el herraje al casco, o bien se puede hacer una extensión con estas resinas. Ésta se hará según el tipo de desviación que se requiera corregir.

En caso de que el miembro y el casco estén apuntando hacia fuera, se debe rebajar la muralla más del lado externo o de afuera. El aumento o extensión se aplica por el lado interno o de adentro.

Caso contrario, que el miembro y casco sean estevados o apunten hacia dentro. Se rebaja la muralla más del lado interno. El aumento o extensión será colocado por el lado externo o de afuera.

Foto-4-20170820_143147Potrillo con casco topino

Cuando hay casco topino es un tanto más compleja su corrección debido a que su causa es la contractura de músculos y tendones flexores, debido a causas hereditarias o bien nutricionales.

El Médico Veterinario debe corregir la dieta. Evaluar si se aplican o no tratamientos para dicha contractura de tendones.

El herrador debe rebajar los talones, si no es suficiente se debe aplicar una extensión, ya sea una herradura con puntera o extensión frontal en pinza o una extensión hecha con resinas adhesivas.

Los potrillos responden rápidamente al tratamiento correctivo eficaz.

Foto-5-20170820_154112 Foto-6-20170820_154131Aplicación de resinas

 

tarl-obregon-vertical

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: Content is protected !!