Avances en las lesiones respiratorias

En otra sección, se profundizó también  en temas de vías respiratorias altas, el arte del veterinario, nuevos descubrimientos y más datos basados en evidencias, disertada por el Dr. Norm G Ducharme, renombrado cirujano y pionero en procedimientos laríngeos en equinos y profesor de cirugía, Jefe del Departamento de Ciencias Clínicas y Hospital Veterinario de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York.

Nos deleitó con su charla sobre este tipo de enfermedades que ocasionan pobre desempeño del caballo y todas las variantes, con ruido o sin ruido respiratorio anormal durante el ejercicio, y que sabemos que puede ser ocasionado por distintas patologías que su veterinario le puede orientar a fondo.

Sin embargo, hoy se sabe que la ausencia de ruido respiratorio no es una garantía de vías respiratorias saludables y aunque los ruidos son sugestivos de sonidos anormales, no son un indicador seguro ni completo de qué tan comprometidas pueden estar las vías respiratorias de un equino o si la cirugía es o no necesaria.


Foto 8-20161205_075045

Modelo de garganta equina

Foto 7-Modelo Garganta equino Dr Ducharme

El ronquido durante la exhalación es reportado en caballos con desplazamiento del paladar blando, que está asociado al aleteo del extremo caudal libre del paladar blando desplazado. Y esto puede ser variable durante la intensidad del ejercicio. Mientras que el silbido descrito en el colapso aritenoideo y/o cuerda vocal es también un ruido anormal durante la inhalación.

El veterinario conjunta el historial de desempeño en el ejercicio del caballo, el examen físico en busca de alguna malformación palpable en la laringe o bien una tromboflebitis en la vena yugular, que puede estar asociada a un daño en el nervio laríngeo recurrente y vagal. También los músculos cricoaritenoideos dorsales deberían ser palpables para detectar alguna atrofia.

Y la disfunción respiratoria alta no queda únicamente en el aspecto neumológico sino también en lo que respecta a la integridad del mecanismo protector de la laringe, la deglución. La disfagia (dificultad para comer), el reflujo esofágico o la incompetencia nasofaríngea y/o laríngea pueden complicar el problema cuando la comida o el agua se va  a la tráquea y a las vías respiratorias bajas provocando una neumonía.

Foto 9-Anatomia Vias respiratorias caballo humano

Exámenes en reposo y en dinámica

La importancia de los exámenes endoscópicos, tanto en reposo (con el caballo quieto) como en dinámica (con el caballo en actividad física), son tan importantes manejarlas a la par como el hecho de evitar al máximo el manejo de los sedantes en una endoscopía, ya que pueden interferir con la evaluación de la función laríngea en el caballo (los tranquilizantes disminuyen la abducción del aritenoides izquierdo y patologías como el “colapso nasofaríngeo” son difíciles de identificar confiablemente durante la endoscopia en reposo y se puede dar un “falso diagnóstico”).

Hay patologías como la “retroversión laríngea” que puede  sospecharse si encontramos una epiglotis más dorsal de lo normal o bien un colapso de tráquea si ésta ocurriese durante el examen endoscópico de la tráquea extra torácica o inducida por palpación simultánea de la laringe.

Apóyese con su veterinario para que le auxilie en descartar otras patologías tan importantes durante la endoscopía, revisando bien las bolsas guturales, descartando problemas como el timpanismo, la micosis que pueden dañar alguna terminación de algún nervio importante como el vago o el nervio glosofaríngeo y ser la causa del colapso de la nasofaringe, la disfagia y/o el desplazamiento del paladar blando.

Y está bien claro, la endoscopía en dinámica juega un papel trascendental en el buen diagnóstico de una enfermedad respiratoria de vías altas, por factores como el movimiento y trabajo físico donde la velocidad y la turbulencia del aire influyen de manera importante en la presentación de las patologías.

Un ejemplo muy clásico, el DDPB intermitente está demostrado que tiene muy baja exactitud diagnóstica cuando se lleva a cabo la endoscopia con el caballo en reposo.

Las obstrucciones de las vías respiratorias altas pueden ser: fijas (por la presencia de alguna masa, quiste, condritis del cartílago aritenoides, un DPPB persistente o por un absceso epiglótico), y también pueden ser dinámicas (el colapso nasofaríngeo, la inestabilidad palatal, el DPPB intermitente y otros tipos de colapsos laríngeos).

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: Content is protected !!